martes, 30 de mayo de 2017

MI FALDA VAQUERA TUNEADA

Ésta es mi falda vaquera tuneada.

Me gusta mucho.

Ahora con el buen tiempo me la pongo bastante, combinándola con rosa o verde.

Es la primera que hice, nunca antes había hecho algo parecido.

Después he cosido varias más.

Ya he publicado la que hice para mi amiga Carolina.

Las aplicaciones son restos de mantelerías y ropa de cosa ya en desuso.

Es mi manera de recordarlas y no perderlas del todo.

Me encanta aprovechar, reutilizar y dar nuevos usos a labores viejas pero que son bonitas y tienen un valor para mí.

Así intento poner, a mi manera, frenos al olvido.

Esos pájaros estaban en la mesa camilla de mi salón cuando mi hijo era pequeño, hace ya 30 años. Él también los ha recordado, alegre, al verlos en la falda.


¿Qué os parece, os gusta?






miércoles, 22 de marzo de 2017

TRIUNFO DEL AMARILLO

 Mimosas en el florero de la cocina.
 Jaramagos a sus anchas en el trayecto casa-trabajo.

jueves, 9 de junio de 2016

MI PENÚLTIMO BOLSO


Flechazo.
En una pequeña tienda de un pequeño pueblo, de esas que tienen periódicos, postales, regalillos, etc. encontré este luminoso bolso.
Alegre y divertido.
Ideal para llevar con un vestido negro.
O con unos vaqueros, una camisa blanca y unos tacones rojos, por ejemplo.
O verdes.
O rosas.
O de lunares.

miércoles, 8 de junio de 2016

UNA VAQUERA TUNEADA

Mucho antes de que las grandes firmas tomaran la idea de hacer estas  hechuras, ya andaba yo dándole vueltas a la aguja, el hilo, los retales... 
Esta es la falda de Carolina.
Es la segunda que hago.
Me gusta tunear una simple falda vaquera y convertirla en única.

martes, 1 de septiembre de 2015

MI CARRO DE LA COMPRA

Mi carro de la compra ya me resultaba algo aburrido.
Decidí tunearlo y convertirlo en único y cálido.
Todos lo miran en el súper.